15 formas inteligentes de lidiar con un jefe difícil en 2021

A muchos jefes les resulta difícil trabajar debido a sus demandas interminables. Algunos nunca expresan placer o satisfacción en ningún trabajo y eso puede frustrar al empleado.

Según EHS hoy, El 31% de los empleados encuestados no se sienten inspirados ni apreciados por su jefe. Solo el 38% de los encuestados describe a su jefe como "excelente", el 42% dice que sus jefes no trabajan muy duro y cerca del 20% dice que su jefe tiene poca o ninguna integridad.

Estos resultados apoyan otras estadísticas que revelan la enorme insatisfacción que tienen los empleados con sus trabajos. Y por qué les resulta difícil lidiar con un jefe duro.

Pero este artículo está a punto de eliminar ese problema. Aquí, dominará formas inteligentes que le revelarán cómo lidiar con un jefe difícil. Además, aprenderás diferentes estrategias a adoptar cuando quieras complacer a tu jefe.

¿Quién es un mal jefe?

Los malos jefes no se definen por ciertas miradas, pero sus características se alinean en gran medida. El hecho de que no se comuniquen con el equipo de manera eficaz y clara es un factor de disuasión importante que impidió el progreso del equipo.

Los malos jefes nunca ofrecen al personal la oportunidad de responder a acusaciones y comentarios. Intimidan a las personas y permiten que otros empleados intimiden a los empleados. Un mal jefe habla condescendientemente a un empleado que ha dejado de lado sus miedos y ha intentado comunicarse.

¿Cuáles son los signos de un jefe tóxico?

Dado que no puede identificar a los malos jefes mirándolos, ciertos indicadores clave pueden marcarlos cuando estén a su alrededor. Si bien hay muchos de ellos, algunos de ellos son muy comunes. Estos signos incluyen:

  • Falta de comunicación
  • Abuso de medidas disciplinarias
  • Asumir el mérito de los éxitos del equipo
  • No recompensar por un gran desempeño
  • Disfruta de los chismes y las murmuraciones
  • Falta de claridad
  • Tener muchos empleados descontentos
  • No aprecio los comentarios de los empleados

15 formas inteligentes de lidiar con un jefe difícil

1. Permanecer profesional

El lugar de trabajo es un entorno profesional. Y esto hace que sea importante que cualquier cosa en la oficina sea ejecutada de manera profesional. Por lo tanto, debe evitar las exhibiciones conductuales que se opongan al entorno profesional de su entorno.

Un buen momento en el que querrás perder tus modales profesionales es cuando tu jefe dice o hace algo mal. Debe asegurarse de no estallar y mostrar falta de respeto y falta de profesionalismo. En cambio, debe abordar el asunto de manera profesional.

2. Conozca los objetivos de sus jefes

Todo jefe tiene un objetivo. Si bien es posible que tenga sus objetivos personales que son importantes, es una ventaja adicional conocer los objetivos de sus jefes para que pueda desempeñarse increíblemente bien en su puesto.

Al hacer un trabajo en mal estado, amenaza su permanencia en el entorno laboral, que solo empeorará con la continuación de tal comportamiento. Por lo tanto, es bueno saber que una de las formas de lidiar con un jefe difícil es asegurarse de hacer su trabajo correctamente.

3. Comunique sus inquietudes

La comunicación puede evitar una guerra en toda regla. De hecho, es la base de cualquier relación increíble, y ¿quién dice que no se puede tener una relación de calidad con su jefe? ¡Absolutamente nadie!

Cuando tenga alguna inquietud con respecto a su trabajo, debe comunicarse con su jefe al respecto. Al discutir sus preocupaciones con una mente abierta, verá que lo que podría haber causado fricción entre ustedes dos desaparecerá.

4. Cuide su discurso

Siempre existe la tentación de perder la calma cuando habla con su jefe. Escenarios como este no siempre terminan bien para usted como empleado, por lo que debe asegurarse de estar siempre observándose mientras habla con su jefe.

En ocasiones en las que necesita hablar, es una buena práctica tener siempre sus puntos escritos y bien detallados, luego respire profundamente. Trate de no desviarse de su guión, para no perder el hilo de sus pensamientos y pronunciar lo que no debería decir.

5. No siempre cargues con la culpa

Muchos empleadores sienten que al asumir la culpa, su jefe queda impresionado por su demostración de responsabilidad y obtienen cierto nivel de admiración. Bueno, esto es una gran mentira y asumir la culpa constantemente solo lo llevará más cerca de la puerta de salida.

Es importante tener en cuenta que no se trata de un jefe difícil asumiendo siempre la culpa cuando no es responsable.

6. Evite situaciones frustrantes

Perder el impulso en el trabajo puede afectar de dos maneras, pero siempre es muy perjudicial para usted, el personal, cuando se da cuenta de todos. Siempre es más inteligente mantener un nivel admirable de excelencia en el desempeño de su trabajo.

Manténgase comprometido y muestre un buen nivel de interés al hacer su trabajo. Una actitud positiva te hará sentir mejor y te dará el impulso para seguir adelante con los deseos y planes que consideres importantes en tu vida.

7. Considere cada problema como una experiencia de aprendizaje

Su relación con su jefe puede ser terrible en este momento, pero si rastrea todo desde el inicio, verá que hay muchas lecciones que aprender. Al trabajar y lidiar con un jefe difícil, está dominando las habilidades clave de comunicación y diplomacia.

Por lo tanto, cuando se encuentre con alguien tan difícil como su jefe, no tendrá dificultades para trabajar con esa persona.

8. Sea un solucionador de problemas

Los problemas son el foco principal de cualquier negocio. Por lo tanto, como empleador, debe seguir comprometido con la solución de problemas en su lugar de trabajo.

Al resolver problemas, muestra confiabilidad, profesionalismo y buen ojo para los detalles. Este es un acto encomiable que puede complacer a su jefe y obtener cierto nivel de respeto por parte de sus colegas. A los jefes siempre les gustan los solucionadores de problemas, por lo que esta es una excelente manera de lidiar con un jefe difícil.

9. Evite ponerse emocional durante las conversaciones

Las emociones nos hacen humanos. Nuestra capacidad para conectarnos con lo que sentimos es asombrosa y, aunque puede ser rentable en algunos entornos, emocionarnos no siempre se conecta con la honestidad, ni significa que estés en lo correcto.

Al tener conversaciones con un jefe difícil, es importante que evite emocionarse. Asegúrese de que sus palabras sean hechos respaldados por la ciencia o situaciones fuera de su control. En los puntos en los que estaba bajo su control, también debe asumir la culpa.

10. Tome nota de sus conversaciones

Una buena forma de lidiar con un jefe difícil cuando tienes conversaciones con él es llevar un registro de tus conversaciones y tomar nota de todas las conversaciones y conclusiones a las que se llegó.

Este documento siempre está disponible cuando hay una holgura en cualquier área y es necesario que alguien asuma la responsabilidad total por la falla.

11. Cree relaciones de calidad

Las relaciones de calidad en el lugar de trabajo son una excelente manera de enviar un mensaje a un jefe difícil. Al observar las relaciones que comparte con otras personas, su jefe podría estar abierto a tener una conversación con usted para mejorar su relación laboral.

12. Esté preparado para discutir las críticas

La crítica es un aspecto crucial del análisis del desempeño en el lugar de trabajo. Mucha gente tiene una paciencia leve para las críticas, lo que les dificulta trabajar con alguien.

Como profesional, debe estar preparado para discutir las críticas sobre su desempeño con su jefe. Esto no solo lo ayudará a identificar sus errores, sino que también lo abrirá a áreas en las que puede mejorar para hacerlo mejor en el trabajo.

13. No vayas por delante de tu jefe

Es posible que descubra que su jefe carece de conocimiento de ciertas cosas, y puede sentir que, debido a que tiene un mejor conocimiento de ello, puede seguir adelante y tomar medidas sin que su jefe lo sepa.

¡Esto es malo! De hecho, es una gran falta de respeto tanto hacia su jefe como hacia la empresa.

Antes de tomar cualquiera de estas decisiones, debe pasarla a través de su jefe. Asegúrese de obtener el visto bueno de ellos para que nunca sea contraproducente. Al resolver siempre las cosas, aprenderá que esta táctica de lidiar con un jefe difícil será útil.

14. Entiende que no puedes cambiar a tu jefe

Mucha gente está interesada en cambiar a su jefe para que las cosas mejoren. La verdad es; Incluso si tuviera el poder de cambiar de jefe, no hay garantía de que su cambio mejore algo, ya que también tiene conocimientos limitados.

En lugar de concentrarse en cambiar a su jefe, ¡cámbiese usted mismo! Trabaje en las cosas que tensan su relación con su jefe y todo saldrá bien.

15. Pasar a otro trabajo

A veces, puede hacer todo lo posible para lidiar con un jefe difícil, pero puede que no funcione. No estés triste, solo entiende que necesitarías busca una oportunidad en otro lugar.

Sin embargo, siempre es bueno comenzar a publicar su solicitud antes de renunciar para que no esté fuera de su trabajo.

Conclusión

Todos tienen un lado difícil que muestran de vez en cuando. Por lo tanto, si bien puede pensar que su biografía es difícil, también lo es en cierto modo.

Sin embargo, estas estrategias que ha aprendido de este artículo le ayudarán mucho cuando quiera lidiar con un jefe difícil en su lugar de trabajo.

Dejá tu comentario.
También te puede interesar